Hola amigos, ¿Cuánto tiempo han tenido un auto antes de cambiarlo o guardarlo?, bueno pues la historia que les voy a contar les va a sorprender!!!

Nuestro personaje de hoy se llamaba Allen Swift, nació el 8 de febrero de 1903 en West Hartford y falleció en el mismo lugar el 25 de octubre de 2005 a la grandiosa edad de 102 años!!

Al graduarse en 1928 su padre quería hacerle un regalo especial y le dijo que escogiera un automóvil. Sin dudarlo fue a la planta de ensamblaje de Rolls Royce, que por cierto, se había establecido en Springfield, Massachusetts. La fábrica estuvo abierta de 1920 a 1931 y se construyeron 2,944 Rolls Royce, entre ellos el de nuestra historia.



Como la fábrica quedaba muy cerca de donde Allen vivía, le dieron la oportunidad de entrar y ver directamente cómo se fabricaban las piezas, cómo probaban los motores, cómo sacaban a probar, o cuando eran entregados a sus nuevos propietarios.



El regalo que escogió fue un Rolls Royce 1928 modelo Piccadilly Phamtom I Roadster, lo pidió en 2 tonos de verde porque en ese entonces NO había muchos autos de ese color.



En 1988 el motor fue totalmente restaurado, a pesar de que no había recorrido tantos kms, aproximadamente poco más de 200,000. Pero como lo cuidaba demasiado aceptó el trabajo de restauración.

En 1994 recibió una estatuilla de cristal del emblema “Spirit of Ecstasy”, el reconocimiento lo otorgó la marca Rolls Royce por ser el propietario VIVO con el mayor tiempo de propiedad de un auto desde nuevo. Entonces ya tenía 66 años con el.

En 2002 Allen se puso en contacto con la Sociedad de Museos de la ciudad de Springfield. Ese contacto se hizo posible a través de la red de coleccionistas de vehículos Rolls Royce y ya para entonces Swift tenía 99 años de edad.

Allen deseaba encontrarle un lugar a su Rolls de 1928, el cual había poseído y conducido por 74 años. Confiado en la capacidad de la Sociedad de Museos de Springfield para cuidar su automóvil y además contar la historia de la planta de Rolls Royce en Springfield, Swift prometió donar no solo su flamante vehículo sino también el edificio, si encontraban uno adecuado para sus propósitos.

En el verano de 2005, la Sociedad de Museos de la ciudad de Springfield, se enteró que el antiguo edificio “Verizon”, localizado en la calle Chestnut #85, próximo a los museos de la ciudad, estaba a la venta. Joseph Carvalho, presidente de la Sociedad de Museos de la municipalidad de Springfield y Guy McLain, director del Connecticut Valley Historical Museum en Springfield, explicaron al señor Swift, la conveniencia de adquirir ese edificio para anexarlo al conjunto de museos del condado de Springfield. En Septiembre de ese mismo año, el abogado del señor Swift, confirmó que el centenario empresario donaría $1.000.000.00 de dólares, para comprar el edificio y crear allí un nuevo museo de historia, eso sí, con la condición de albergar en el mismo su venerado Rolls Royce y de crear todo un pabellón dedicado a contar la historia de la planta de “Rolls Royce of America Inc”.



Poco después de este hecho Allen falleció, como si hubiera sabido que su deseo del destino de su apreciado auto iba a ser cumplido y se podía ir en paz. El nuevo museo fue inaugurado en 2007, con la exposición permanente del Rolls Royce 1928 de Allen Swift, que a pesar de los 77 años que fue manejado tan sólo tenía 170,000 millas, algo así como 273,000 kms!!!!.



Les quiero comentar que en su momento, un carro de tal marca y características se vendía por US$13.700.00, equivalentes a unos US$170.000.00 de hoy en día. Si pudiéramos valorar este carro a precio de coleccionista en una subasta actual, seguramente pasaríamos la cifra del millón de dólares.



En lo personal les quiero contar que el primer auto de colección que tuve me lo regaló mi papa en 1996, un Chevrolet 1957 de 2 puertas, con el que me iba sin problemas a la universidad a pesar de que estaba en malas condiciones. Actualmente aún lo conservo 25 años después!! Y aunque esté en proceso de restauración aún estoy muuuuuuuy lejos del tiempo que Allen tuvo su Rolls Royce.
Espero que les haya gustado, los veo en la siguiente.