Representantes de asociaciones civiles, activistas, feministas y académicas, manifestaron su rechazo a la continuidad de Víctor Manuel Cid del Prado Pineda al frente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), además reprocharon los actos de intimidación durante la sesión de instalación del Consejo Consultivo del organismo autónomo.

Aunque se trató de un grupo reducido de manifestantes, no más de 10 personas, el edificio de la CEDH estaba blindado por elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), en su mayoría mujeres, con equipo antimotines, a la espera de que el grupo de activistas tomaran la comisión, situación que no ocurrió solo emitieron su posicionamiento en contra de la situación actual del organismo autónomo.

“Manifestamos nuestro desconocimiento hacia Víctor Manuel Cid del Prado Pineda, quien pretende seguir presidiendo la Comisión Estatal de Derechos Humanos del estado de Tlaxcala cuando su encargo dio fin, con fecha 11 de junio del presente año. Nos pronunciamos y reprobamos los actos de intimidación, violencia y cualquier otro acto que atente en contra de los derechos humanos, de quienes integran el Consejo Consultivo, del presidente interino o contra del personal de este organismo”, reclamaron.



Recordaron que en la instalación del nuevo Consejo Consultivo la madrugada del 12 de junio, Víctor Manuel Cid ejerció actos de violencia, intimidación, violación de derechos humanos, y amenazas tanto en contra de las y los integrantes honoríficos del consejo, pero también contra el mismo personal de la CEDH.

Además, respaldaron la decisión del Consejo Consultivo de nombrar de forma provisional al presidente interino de la CEDH, Florencio Licona Pérez en ese sentido consideraron que la ciudadanía requiere certeza en la comisión para que pueda velar por sus derechos en todo momento.

“Reprobamos la actitud de quien realice algún impedimento material para que el Consejo Consultivo y el presidente interino realicen sus funciones y continúen sesionando conforme a sus facultades, ya que la ciudadanía no puede esperar, exigimos que se pongan a trabajar. ¡se requiere la protección de los derechos humanos en Tlaxcala!”.

Al final exhortaron al Ejecutivo del Estado, al Tribunal Superior de Justicia, Procuraduría General de Justicia, Congreso del Estado de Tlaxcala a conducirse con apego a la ley y respeto a las instituciones para el fortalecimiento a los procesos democráticos sin obstaculizarlos.