Hola amigos, hoy les quiero platicar la historia del motor de arranque, que comúnmente conocemos como “la marcha” del automóvil.

Nos vamos a remontar hasta 1908, una mujer estacionó su Cadillac en Belle, Michigan, pero cuando quiso volver a arrancarlo NO tuvo la fuerza para mover la manivela de arranque. Otro conductor que pasaba por ahí se ofreció a ayudarla, su nombre Byron Carter.



Carter por cierto era muy amigo de Henry Leland, fundador y director de la marca Cadillac.

Cuando Byron intentó arrancar el auto de la dama, la manivela se regresó golpeando su cara, rompiéndole la mandíbula y obviamente mandándolo al hospital.

Debido al poco avance de la medicina en esa época, la herida se gangrenó y Carter falleció unas semanas después. Este hecho marcó fuertemente a Henry Leland.

Inmediatamente Leland llamó a su equipo de ingenieros encabezado por Charles Kettering y al personal de la compañía Dayton Engineering Laboratories CO. ( DELCO ). La instrucción era muy clara: diseñar una solución al problema de arrancar los autos con la manivela.



Kettering puso manos a la obra y con la experiencia que tenía por haber trabajado en la compañía NCR ( empresa que fabricaba máquinas registradoras de dinero ), diseñó un modelo que era una combinación de un motor capaz de mover la cremallera y un clutch para que suavemente se empaten los engranes y arrancar el motor.

Es entonces cuando nace el MOTOR DE ARRANQUE, el cual sería accionado con un pedal de pie colocado de inicio junto al acelerador. Una vez arrancado el motor del automóvil, se soltaría el pedal y el motor de arranque dejaría de funcionar.

Tomó un par de años para refinar el nuevo invento, pero, para finales de 1911, ya estaba listo y para los nuevos Cadillac de 1912 fue instalado con total éxito, cambiando para siempre el rumbo de la historia automotriz.



Actualmente, es tan fácil como meter la llave en el switch y girar para arrancar el motor y más recientemente, sólo apretar un botón para que esto suceda.

La creación del motor de arranque hizo tal avance en la industria automotriz, que Cadillac se hizo merecedora a su segundo reconocimiento internacional DEWAR TROPHY, que se entrega a marcas automotrices por su contribución especial e innovadora. Para que entendamos lo que esa distinción significa, Cadillac es la única marca que ha recibido el premio en 2 ocasiones.



Espero que les haya gustado la historia y los veo en la siguiente.