El Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos solicitó al Gobierno de Puebla investigar la agresión que sufrieron familiares de Zyanya Estefanía Figueroa Becerril e integrantes del Observatorio Ciudadano Nacional de Feminicidio (OCNF) durante una manifestación frente a las instalaciones de la Fiscalía General del Estado (FGE).

“Todas las autoridades tienen la obligación constitucional de garantizar el respeto irrestricto de todos los derechos humanos, particularmente el derecho a la libre manifestación de ideas y el derecho a la protesta social pacífica de todas aquellas personas que deseen expresar su legítimo reclamo por justicia y esclarecimiento de estos crímenes”, se indicó en el comunicado.

También se pidió al gobierno del estado para garantizar que actos violentos como el ocurrido no se vuelvan a registra, a través de la realización de una investigación oportuna del caso y así realizar medidas preventivas.

La familia de Zyanya Estefanía y el OCNF se manifestaron el 21 de mayo. Las personas se encadenaron a las puertas para exigir una audiencia con el Fiscal General, no obstante policía y personal de la FGE los intentó desalojar y uno de ellos lanzó gas lacrimógeno. 

Zyanya era originaria de la Ciudad de México y llegó a Puebla hacía tres años para estudiar la especialidad de Pediatría, mientras hacía sus prácticas dentro del Hospital del Niño Poblano. Fue encontrada sin vida dentro de un departamento que rentaba en el municipio conurbado de San Andrés Cholula, donde también apareció un mensaje sobre el motivo del presunto suicidio.

Incluso la Oficina en México del Alto Comisionado de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se pronunció en contra de la represión a la familia de Figueroa Becerril e hizo un llamado a la Fiscalía a respetar el derecho a la manifestación pacífica.

(Con información de La Jornada de Oriente)