Con una protesta en la esquina de la 16 poniente y 5 Norte, comerciantes ambulantes de la organización Fuerza 2000 insistieron en que defenderán a su líder, Federico López y no permitirán que sea detenido por la Fiscalía General del Estado.

Luego de que el viernes pasado evitaron que ministeriales aprehendieran al líder comercial, señalado por su relación con distintos delitos cometidos en el Centro Histórico, los agremiados pidieron que dejen de reprender a su organización.

Aseguraron que Martín Juárez, líder de la organización 11 de marzo, cuenta con la protección de las autoridades con el objetivo de permitir que sea él quien asuma el control de los espacios del Centro Histórico, cuestión que no están dispuestos a permitir.

Explicaron que constantemente personal de la Fiscalía acude a las áreas comerciales controladas por la 11 de marzo, sin que se observen los mismos actos de represión contra el dirigente.

Por todo lo anterior, emplazaron al gobierno estatal y municipal a dejar de lado la represión contra Federico López y a establecer mesas de diálogo para resolver los problemas que existen en el centro de la ciudad a causa de la pugna por controlar espacios.