Un total de 20 personas que se encuentran internados en alguno de los dos Centros de Reinserción Social (Cereso) de la entidad, han recibido la vacuna contra la COVID19 desde que inició el proceso de inoculación a personas adultas mayores.

Así lo reveló la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), en la actualización del seguimiento que ha dado al tratamiento de la pandemia de las personas internadas en los centros penitenciarios de los estados, en el cual dio cuenta que en Tlaxcala, hasta el momento 18 hombres y dos mujeres.

En tanto, a nivel nacional se han inoculado a 17 mil 96 personas contra esta enfermedad, en el rango de edad de personas mayores de 60 años de edad, que fue contemplada en esta primera etapa de vacunación en la entidad.


La CNDH refiere que la condición legal de Personas Privadas de la Libertad (PPL), no debe de ser un obstáculo para que se les garantice el respeto a sus derechos humanos y en este caso, para que accedan a la vacuna, como al resto de la gente.

En tanto, en la última actualización, también se da cuenta que desde febrero del año pasado, no se han registrado más casos, luego del brote que se dio en el Anexo Femenil de Apizaco, en donde se acumularon 31 casos de esta enfermedad.

En total, Tlaxcala acumula 34 internos e internas contagiadas de COVID19, de los cuales sólo uno de ellos ha perdido la vida hasta el momento.