El Gobierno federal extinguió el fideicomiso del Fondo de Desastres Naturales (Fonden) y dejó sin recursos a cientos de obras que recibirían "atención prioritaria e inmediata".

En caminos rurales afectados por lluvias, inundaciones o sismos, la SCT pidió mil 104.8 millones de pesos a Hacienda para aportar el 50 por ciento del costo de la reconstrucción de 223 obras.

Sin embargo, mientras la SCT hizo la solicitud el 7 de julio con los expedientes aprobados de los caminos a reconstruir, 20 días después, el 27 de julio, las reglas generales del fideicomiso fueron abrogadas por decreto del Gobierno federal.

Ahora, el Gobierno tiene parados los pagos para esas 223 obras de reconstrucción de emergencia de caminos rurales afectados por 26 desastres naturales registrados entre agosto de 2018 y noviembre de 2020, es decir en cuatro meses del sexenio pasado y 24 del actual.