Solo dos semanas duró el semáforo epidemiológico verde en Ciudad de México, que a partir del próximo lunes volverá a amarillo y permanecerá así hasta el 4 de julio pese a la baja de fallecimientos y hospitalizaciones.

Además, las autoridades sanitarias alertaron que ha habido rebrotes de casos de covid en seis entidades, principalmente en Quintana Roo, donde el hospital del IMSS en Cozumel se encuentra ya saturado.

En un comunicado, la Secretaría de Salud informó que en amarillo estarán ocho estados: Campeche, Chihuahua, Ciudad de México, Colima, Nuevo León, Sinaloa, Sonora y Veracruz.

El gobierno capitalino, también en un comunicado, explicó que según la última estimación de riesgo epidemiológico, la ciudad se ubicó en 9 puntos de 40, es decir, un punto por arriba de los lineamientos establecidos por las autoridades federales para el semáforo verde, que son 8.

Puntualizó que todos los indicadores evaluados por el gobierno federal, incluyendo casos de covid-19, hospitalizaciones y defunciones, así como sus tendencias, se encuentran todavía en los mismos rangos que los obtenidos el pasado 3 de junio, cuando se determinó el tránsito hacia el semáforo verde.

Las autoridades capitalinas hicieron ver que así como el cambio al semáforo verde no involucró la apertura total de ninguna actividad, el cambio a amarillo no requiere por ahora ninguna restricción adicional.

Aunque la mayoría del territorio nacional estará en semáforo verde la próxima semana, el crecimiento de contagios en zonas turísticas tiene en alerta máxima a estados como Quintana Roo y el fantasma de una tercera ola de covid-19 se cierne en entidades como Sinaloa.

F.Milenio