El gobernador Miguel Barbosa Huerta señaló que se buscará un acercamiento con la gobernadora electa de Tlaxcala, Lorena Cuéllar Cisneros, para presentarle el plan de saneamiento del Río Atoyac.

Explicó que con la actual administración tlaxcalteca no se pudo concretar la clausura de de las fuentes de contaminación que desembocan al afluente, que es el primer paso para sanear el afluente.

Sostuvo que el gobierno de Puebla cuenta con una estrategia para el rescate del río, sin embargo, es necesario la colaboración de la administración de Tlaxcala, así como con los 70 ayuntamientos de ambas entidades por los que cruza el río.

“Lo que yo propondré a la gobernadora de Tlaxcala, que no se pudo caminar es la clausura de todas las fuentes de contaminación, nosotros tenemos un plan muy completo del rescate del río Atoyac, pero pasa como primera etapa la cancelación de las fuentes de contaminación”, expresó.

Por otra parte, manifestó que mantendrá el convenio de Seguridad Pública suscrito con Tlaxcala, por lo que esperará la toma de protesta de Cuéllar Cisneros para ratificarlo.