El gobierno del estado amplió el pazo hasta el 30 de junio para que los funcionarios de los poderes estatales presenten la versión pública de sus declaraciones patrimoniales y de intereses, conforme a la Ley General de Responsabilidades Administrativas.

El acuerdo publicado este miércoles en el Periódico Oficial del Estado señala que el retraso de las declaraciones se debió a la suspensión de actividades de la administración pública estatal por la pandemia.

Si bien la administración pública federal amplió el pazo hasta el 31 de mayo, el gobierno del estado decidió ampliar el plazo hasta el 30 de junio para que informen sobre el comportamiento patrimonial y de intereses de 2020.

De acuerdo con el artículo 32 de la ley de responsabilidades administrativas, todos los servidores públicos deberán entregar sus declaraciones fiscal anual, de intereses y patrimonial como medida del plan anticorrupción nacional y local debido a que esas tres determinan las relaciones de poder.

Este día entra en vigor el acuerdo en el que informa que la plataforma para la presentación de las declaraciones, permanecerá disponible para la presentación modificación y procesos finales, por lo cual los servidores públicos que estén en oportunidad la puedan presentar.