Con el estado de Tlaxcala en semáforo verde, que significa riesgo bajo de contagios de COVID19, el 86 por ciento de los centros de avistamiento de luciérnagas en Nanacamilpa se alistan para reactivar la temporada 2021 con apenas el 30 por ciento de afluencia, previa reservación, y con la implementación de medidas de seguridad, higiene y distanciamiento social para evitar riesgo de contagios de coronavirus.

En conferencia de prensa, representantes del sector turístico del estado de Tlaxcala, presentaron el programa de reactivación del avistamiento de luciérnagas de la temporada 2021 que tendrá verificativo del 18 de junio al 15 de agosto, en el cual ya han confirmado su reapertura 26 de 30 centros de avistamiento.

LEER ADEMÁS   Tlaxcala reabre centros recreativos y temporada de avistamiento de luciérnagas


Ahí el Presidente de la Asociación de Santuarios de las Luciérnagas, Miguel Díaz Castro explicó que hicieron un compromiso con el Gobierno del Estado para abrir los centros este año con el cumplimiento estricto de las medidas de bioseguridad establecidas por la OMS, para lo cual todo el personal de los centros recibió capacitación por parte de la Comisión Estatal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios del Estado de Tlaxcala (Coeprist), Coordinación Estatal de Protección Civil (CEPC), y de la Secretaría de Turismo del Estado (Secture).

Explicó que esperan la llegada de unos 34 mil turistas y esperan una derrama económica de aproximadamente 15 millones de pesos en toda la temporada, además estiman que se generarán unos 800 empleos directos y 400 indirectos.

Incluso comentó que se prevé un incremento en el costo de acceso a los centros de avistamiento de luciérnagas, por lo que podrá oscilar entre los 300 a 400 pesos dependiendo del lugar.

Castro Díaz, enfatizó en que únicamente estarán recibiendo a grupos de turistas con previa reservación por lo que es muy probable que si no hacen esa solicitud no podrán ingresar a los centros de avistamiento, además de que cumplirán con el aforo permitido que será de solo el 30 por ciento tomando en consideración el tamaño de cada uno de los centros de avistamiento y su infraestructura.

Una vez iniciada la temporada, las personas responsables de los centros de avistamiento se comprometen a cumplir con las siguientes medidas para evitar riesgo de contagios de COVID19: Dar seguimiento a los protocolos de bioseguridad de acuerdo a las normas que ha impuesto la OMS y la Organización Mundial de Turismo; trabajar con el modelo de burbujas sociales de 8 a 10 personas para evitar que se mezclen los pequeños grupos entre sí; marcar la distancia establecida de un metro y medio entre cada individuo evitando saludo de mano y beso; sanitización de los equipos e inmuebles que se ocupan en las actividades.

Además al ingreso se pedirá el uso de cubrebocas durante toda su estancia; la aplicación de gel antibacterial; verificación inicial de la temperatura y la utilización de oxímetro; también formarán Comités de Vigilancia en los accesos con la finalidad de solo permitir el aforo correspondiente en cada centro pidiendo a los gobiernos municipal y estatal el apoyo de sus elementos de seguridad pública; y aceptaron someterse a revisiones para verificar que todo lo anterior se esté cumpliendo.