Los chiles en nogada de Calpan son únicos, por el sabor inigualable de sus ingredientes que obtienen de la composición de la tierra en la que son cultivados –enriquecida con la ceniza emitida por el volcán Popocatépetl- a lo que se suma el clima frio de la región.

Asimismo, el municipio de San Andrés Calpan es cuna de la nuez de castilla, cultivo que fue llevado a esta zona por los monjes franciscanos residentes del convento construido en esta comunidad, quienes que plantaron los primeros nogales en la región.

Conocido como el platillo más barroco de la gastronomía mexicana, el chile en nogada es un chile poblano relleno con un picadillo de carne, aderezado con manzana, durazno, almendras y pasas, entre otros ingredientes, bañado con la nogada, crema obtenida de la nuez de castilla y decorado con granos de granada y hojas de perejil.

“El Festival del Chile en Nogada es el más importante a nivel nacional e internacional, esta feria gastronómica es una de las más grandes del estado y es el lugar idóneo para degustar este platillo” afirma Socorro Blanca, una de sus promotoras.

La edición 16 de la Feria del Chile en Nogada se realizará los días 2, 3, 4, 10, 11, 17 y 18 de agosto, con la participación de 50 vendedores instalados en la explanada y 70 en domicilios particulares, los cuales esperan vender más de 170 mil piezas de este platillo, el cual tendrá un costo de 150 a 250 pesos, dependiendo del tamaño, con una expectativa de derrama económica superior a los 19 millones de pesos.