Norteamérica es la región con el mayor impacto por el desabasto de semiconductores en el mundo, con el 31% de afectación (768,553 unidades) de un total de 2 millones 504,949 de vehículos que se han dejado de ensamblar entre los grandes fabricantes durante el primer cuatrimestre del 2021, reveló Alberto Bustamante García, director de Comercio Exterior y Normalización de la Industria Nacional de Autopartes (INA).

Y dentro de la zona de Norteamérica, Estados Unidos ha dejado de producir 478,197 unidades, que representa el 62% de impacto por escasez de chips, seguido por Canadá con 154,511 vehículos (20%); mientras México ha dejado de ensamblar 135,845 autos, un 18 por ciento.

Volkswagen encabeza la lista de las armadoras con mayor impacto en el mundo, donde ha dejado de ensamblar 497,621 vehículos; seguido por Ford con 452,710 unidades y General Motors 307,927 autos.

En conferencia de prensa virtual, el directivo de la INA explicó, de la producción mundial de semiconductores, apenas el 5% se dirige a la industria automotriz, el resto va a la industria de la tecnología y telecomunicaciones, además de que al ser producido en países asiáticos se atiende primero a esa región, luego se surte a Europa y posteriormente a Norteamérica.