La celebración del Día de las Madres representa para el sector restaurantero una de las temporadas de mayores ventas a lo largo del año; sin embargo, desde el año pasado y en este 2021 las expectativas son bajas debido a la pandemia por COVID 19, esto a pesar de que Tlaxcala, a partir de hoy, está en indicador verde en el semáforo epidemiológico nacional, con riesgo bajo de contagios de coronavirus, en el que son permitidas todas las actividades.

Al respecto, el coordinador de la Asociación de Restaurantes, Bares y Cafeterías de Tlaxcala (Arbat), Abel Cortés Altamirado explicó que aun con el semáforo verde estiman que habrá una derrama económica de apenas un millón de pesos por día de festejos para las madres este año, lo que aún representa pérdidas con respecto a la derrama obtenida antes de la pandemia que en 2019 fue de 2 millones 500 mil pesos.



Recordó que hasta el 2019 el sector restaurantero ofrecía descuentos, promociones y regalos para celebrar el día de las madres, atrayendo así a las familias a acudir a los restaurantes; sin embargo, esas actividades se cancelaron a partir del año 2020 con el inicio de la pandemia por COVID19, extendiéndose este 2021 con el propósito de evitar contagios.

Por esos motivos “la pérdida fue millonaria antes de la pandemia se tenía registrado un número de 50 establecimientos de alimentos y bebidas que ofrecían menús especiales por el día de la madre, en promedio el gasto por persona que asistía era de 200 pesos por persona, dado que comúnmente asistían en promedio ocho personas por familia el gasto por familia era de mil 600 a 2 mil pesos por familia en promedio”.

Para este año 2021 aún son pocos los restaurantes que ofrecen promociones por el día de la madre, siendo alrededor de 20, en cada uno se espera el aforo de 15 mesas o 15 familias con seis integrantes en promedio, en ese sentido la Arbat estima que tendrán apenas 40 mil pesos diarios habiendo una derrama de apenas un millón de pesos por día de festejo tan solo en el ramo de alimentos y bebidas.

“Desgraciadamente este año las expectativas no mejoran sustancialmente pues aunque Tlaxcala pasó a semáforo verde la inercia de todo un año de mantenernos en casa aun permea en el ánimo de los clientes, aunado a que el gasto familiar está menguado debido a los bajos ingreso obtenidos en el año 2020”, subrayó.