En primer lugar, previo a la colocación de la primera piedra, la historia comenzó con la búsqueda del sitio ideal en el año de 2011. Gracias a un importante trabajo coordinado con las autoridades del Estado de Puebla, se determinó que San José Chiapa sería el nuevo emplazamiento de Audi en México.

Tarek Mashhour, Presidente Ejecutivo de Audi México: “La planta de Audi en San José Chiapa es un ejemplo de producción, logística y calidad de alto nivel. Aquí producimos uno de los modelos más importantes de la gama Q del Grupo Audi como es el Audi Q5".

En el camino hacia una producción sustentable, Audi México construyó, durante el 2018, una planta de tratamiento por ósmosis inversa, que al día de hoy ha reincorporado a la producción 130 millones de litros de agua a sólo dos años de su puesta en marcha. Este proceso permite a Audi México ser una fábrica libre de descargas de aguas residuales.

Por otra parte, Audi México ha tenido finanzas sanas y se ha demostrado durante los retos que representó el COVID-19, momento en el que Audi México respaldó a sus colaboradores manteniendo a toda su plantilla y contribuyendo con apoyo al sector salud del Estado de Puebla para sumarse a la lucha contra la pandemia, como parte de su responsabilidad social.

Asimismo, desde el inicio de la construcción de la fábrica, Audi México ha implementado lo último en tecnologías, pues en naves como la de Carrocerías operan más de 800 robots que se encargan de la construcción del cuerpo del auto de manera automatizada. Hoy en día, la industria 4.0 se hace presente todas las áreas de la planta, optimizando procesos y costos.

Audi México celebra sus primeros ocho años en el país mirando hacia el futuro, con paso firme en la sustentabilidad y en busca de la máxima eficiencia para ponerse al nivel de las mejores plantas de todo el grupo a nivel mundial.