Luego de darse a conocer la llegada de dinosaurios al Cerro de la Cuatlapanga, cientos de visitantes han arribado a este municipio a una zona que ha tenido un empuje como atractivo turístico y que ha permitido la reactivación económica de los pobladores de la zona.

Se trata de siete figuras de gran tamaño exhibidas en el acceso principal al cerro, ubicado en las faltas del Parque Nacional La Malinche, las cuales fueron adquiridas por el ayuntamiento para detonar la zona como un atractivo turístico.

Luego de darse a conocer la noticia a través de redes sociales y que se volvió viral, en los últimos días, y en especial desde el fin de semana pasado, cientos de familias completas han acudido a la zona, que dicho sea de paso se mantienen en proceso de construcción, lo cual no ha sido impedimentos para que chicos y grandes se tomen la foto con las figuras.

El acceso es complicado y estrecho, desde la zona centro del municipio, lo cual incluso ha provocado un congestionamiento vial en las calles aledañas.

En el lugar ofrecen espacios para estacionamiento desde 20 pesos, además de que vecinos de la zona han aprovechado para vender comida, antojitos mexicanos, bebidas preparadas, dulces y han habilitado una zona para juegos inflables, entre otras cosas que ofertan como una forma de reactivar la economía de las familias.

El lugar es resguardado a la distancia por elementos de la Policía Municipal e integrantes de la iglesia que se encuentra en el lugar; pero carecen de medidas sanitarias en la zona de los dinosaurios, así como en los mismos puestos de comida; además de que se han presentado quejas y denuncias de los residuos y basura que es dejada por los visitantes y vendedores, ya que no hay recipientes para depositar los desechos, por lo que la gente ha hecho un llamado a las autoridades para que tomen cartas en el asunto.