El Ayuntamiento de Puebla realizó adecuaciones en la ciclovía de la 13 poniente y la 7 Norte, retirando obstáculos que los propios vecinos habían colocado en las banquetas y orillaban a las personas a cruzar la calle de forma incorrecta.

Ari Fernando Valerdi, diseñador urbano ambiental había explicado para los lectores de URBANO Noticias que dichos obstáculos motivaban que las y los ciudadanos a no cruzarán por las líneas peatonales, sino antes de llegar a ellas.

LEER TAMBIÉN: Niega Ayuntamiento de Puebla error en ciclovía que se convirtió en meme nacional 

Y es que justo frente a las cebras peatonales había un muro pequeño de concreto y una barrera metálica instalados por el dueño de un negocio de tortas de la zona para evitar que su propiedad se viera afectada cuando ocurren accidentes viales.

A lo anterior se suma que en ese lugar también hay un poste. Todos esos obstáculos provocan que la dirección de cruce de la gente cambie,  sea en zigzag y todos buscan atravesar la calle y subir sin problema a la banqueta, evadiendo el muro y la barrera metálica.

El Ayuntamiento retiró todos los objetos que incidían en esa línea de cruce peatonal y en su lugar colocó bolardos para marcar el espacio peatonal.

LEER ADEMÁS:  Rompiendo el mito poblano: No todos se caen en la ciclovía de la muerte

También instaló otros frente al restaurante el Balcón, que fue el responsable de difundir las caídas de los poblanos tras tropezar con el segregador, ya que eran captadas por sus cámaras de seguridad.

La ciclovía de la 13 poniente y la 7 sur, por la que la capital poblana se volvió tendencia nacional debido a la caída de peatones, fue intervenida por el Ayuntamiento capitalino para prevenir que la gente siga tropezando con el segregador.

TE RECOMENDAMOS LEER
Urbanista afirma que sí hay un error en ciclovía donde tropiezan poblanos Las caídas fueron grabadas y se viralizaron en TikToK