Tras la rifa alusiva del avión presidencial, Tlaxcala registró una venta de alrededor de tres mil cachitos, y con esto superó las expectativas de venta, sin embargo ninguno resultó ganador en la entidad.

La venta de los cachitos de la lotería para el sorteo 235 comenzó a nivel nacional el pasado 1 de marzo y hasta las 14 horas del 15 de septiembre, se distribuyeron 6 millones de boletos en todo el país con un costo de 500 pesos; de los cuales, en Tlaxcala se vendieron alrededor de 150 series, que según la Lotería Nacional era de 115 series, pero por la amplia demanda destinaron 35 series más a la entidad.

En el sorteo especial hubo 100 boletos ganadores, pero el premio no fue el avión como tal sino 20 millones de pesos, que es la cantidad equivalente al costo de la aeronave. Los boletos premiados se registraron en Zacatecas, Nayarit, Michoacán, Nuevo León, Oaxaca, Estado de México, Puebla y Veracruz.

Algunos de los chachitos premiados resultaron ser de los cerca de un millón que el Gobierno Federal repartió en 951 hospitales del país, entre ellos en el hospital del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste) en Zacatecas y otro en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Nayarit.

La lista de ganadores no incluyó ninguno comprado en territorio tlaxcalteca –qué mala suerte-, a pesar de que había alrededor de 3 mil probabilidades de ganar, si tomamos en cuenta que una serie consta de 20 cachitos, en Tlaxcala se vendieron aproximadamente 150 series, es decir 3 mil cachitos que costaron 500 pesos, generando una derrama de 1.5 millones de pesos que hicieron mujeres y hombres tlaxcaltecas para poder participar en la ‘rifa del avión presidencial’.

A nivel nacional, hasta el 11 de septiembre se habían vendido 4 millones 179 mil boletos, es decir el 69.6 por ciento del total disponible, empero en la mañana del 15 de septiembre el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador dijo en su conferencia matutina que se había cumplido la meta de venta de los boletos del avión, incluso destacó que en algunos lugares había filas para adquirir los cachitos.

Tlaxcala fue el primer estado en agotar las series asignadas

Sobre el tema, en entrevista la Senadora por Tlaxcala, Ana Lilia Rivera comentó que Tlaxcala fue el primer estado en agotar las 115 series asignadas para su venta, por lo que fueron solicitadas unas series más a la Lotería Nacional, con lo que las y los tlaxcaltecas fueron “muy solidarios” con la convocatoria que hizo el presidente de la República.

Rivera, comentó que fue la única representante del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) que se sumó a esa tarea para impulsar la convocatoria para la compra de los cachitos de la rifa, y además compró su boleto pero no resultó premiado.

Comentó que de haber resultado premiado el boleto que adquirió, hubiera destinado los recursos a los hospitales de Tlaxcala, ello en congruencia con la intención del mandatario federal para destinar los recursos a la compra de equipos médicos para los hospitales.

“Claro que yo compré mi cachito como debe de ser, y claro que si sale premiado lo entregaré intacto para la Secretaría de Salud del estado de Tlaxcala vigilaré, si la suerte nos premia, que los recursos se bien gasten".

"La respuesta fue muy extraordinaria, la  gente de nuestro pueblo  es muy trabajadora, muy solidaria y acude al llamado que hace Andrés Manuel porque Tlaxcala es un pueblo obradorista”, subrayó.