De acuerdo con el Premio Nobel de Química, Mario Molina y Henríques, los daños ocasionados por el huracán Irma en Estados Unidos y el Mar Caribe son una consecuencia del calentamiento global.

Durante su participación en la Ciudad de las Ideas, el estudioso defendió la teoría de que el calentamiento global tiene un crecimiento exponencial en los últimos años, además de ser el causante de desastres naturales, muertos por golpes de calor e incendios forestales por todo el mundo.

“Ya se sabe con mucha claridad de nuevo con base en probabilidades de que lo que pasó en el Caribe se debe al calentamiento global”, expuso.

Dijo que hace 55 millones de años había un clima más caluroso en el planeta, era en la que los cocodrilos habitaban en el polo norte, sin embargo en la actualidad el calentamiento cambia mucho más rápido que en anteriores eras geológicas.