Pasarela de aspirantes durante el segundo informe de gobierno en Chignahuapan, algunos ya muy perfilados, otros mustios que decían que no, pero ahora resulta que siempre si, como sea, ya andan encarrerados en busca de cobijo político y qué mejor que aparecerse en los eventos públicos, eso si, todos muy bien peinaditos y con su cubrebocas.

Hay que considerar que tras el arrasador triunfo del PRI en Hidalgo y Coahuila, aquéllos aspirantes de esta región que ya se alistan para ser candidatos por Morena y que piensan que la marca lo es todo para ganar, están muy equivocados pues deben tomar en cuenta la ejecución de una verdadera estrategia de campaña si no quieren que les vengan a comer el mandado los del PRI.

Sobre todo porque algunos vivales que se dicen líderes consentidos del gobernador piden una “cuota” nada económica a los aspirantes solo para ser considerados en la lista de aspirantes y después solicitan una cantidad mucho más elevada supuestamente para que sean medidos en una encuesta, y por favor, no piense mal porque en la 4T no hay corrupción, ni tampoco malas mañas del pasado.

Para los próximos comicios en Puebla existe una alta posibilidad de que los votantes quieran regresar al típico “más vale viejo por conocido” por lo que en la entidad los partidos de oposición pueden ganar terreno rumbo al 2021. Y ya que hablamos de viejos conocidos, en Chignahuapan y Zacatlán la elección estará entre dos partidos: PRI y Morena.

En Chignahuapan el cacicazgo de los Rivera, del que muchos se quejan, puede resurgir de entre las cenizas, pues Lorenzo Rivera Nava se perfila para ser el candidato del PRI a la alcaldía y muchos dirán que ya basta de pasarse el poder entre hermanos, tíos, hijos y sobrinos, pero la realidad es que esta familia dedicada a la política siempre ha sabido cómo jugar sus cartas, así que a quien quiera ser su oponente debe quedarle claro que no será fácil, ¡pero ojo! tampoco es un imposible ganarles aunque sí les costará mucho trabajo. Por ello Morena no quiere quedarse atrás y ya busca al candidato ideal, aquel que pueda representar los verdaderos intereses de su partido, abriendo la posibilidad a quien quiera, pero sobre todo a quien garantice que pueda ganar una elección, no solo con dinero sino también con carisma y estrategia. ¿Lo encontrarán?

En Zacatlán, Miguel Martínez se perfila para ser el candidato morenista, o al menos así lo manifiestan los funcionarios ligados a Erick Cotoñeto, quienes lo apapachan y acompañan en sus reuniones. El interés de Martínez por acercarse a la gente se ha notado al hacer acto de presencia en entregas de apoyos por parte de una organización, misma que se deslinda de él, y que bueno que sea así sino estaría incurriendo en actos anticipados de campaña.

Por otro lado, aunque el actual alcalde de Zacatlán, Luis Márquez Lecona, no ha definido si buscará o no la reelección, sigue siendo la carta fuerte del PRI en 2021.

En Tetela de Ocampo y tras la visita de Néstor Camarillo para tomar protesta a Nantzi Barrientos como dirigentes del CEN en aquel municipio, Juan López, actual edil, no dejó pasar la oportunidad y evidenció su destape al pedirle a su dirigente estatal que sea un tetelense el candidato a la diputación local para las próximas elecciones, argumentando que en este municipio el tricolor nunca ha perdido y merecen tal reconocimiento.