Debido a la carga burocrática y la omisión en la entrega de órdenes de remisión, ha provocado que se estanquen las acciones de saneamiento en las zonas que han sido afectadas por la plaga del gusano descortezador, en las faldas de La Malinche, denunciaron poseedores de tierras y activistas.

Este día el grupo de pobladores, junto con activistas y los presidentes de comunidad de Tlalcuapan, Cuahuixmatlac y Muñoztla, se reunieron en la zona afectada, en donde realizaron un recorrido para mostrar la afectación que ha dejado esta plaga en la región, y la madera que no han podido sacar debido a esta situación.

Es por ello que solicitaron que tanto la Comisión Nacional Forestal (Conafor) como la Coordinación General de Ecología (CGE), se coordinen para que les otorguen a la brevedad estas órdenes de remisión, para retirar la madera de los árboles enfermos que han sido cortados.

La gente del lugar explicó que tienen parado alrededor de tres mil metros cúbicos de madera, que se mantienen en espera de ser retirada desde hace 20 días aproximadamente y que debido a estas órdenes de remisión, ello afecta porque no pueden continuar con las labores de saneamiento los 120 brigadistas, además de que ello también representa pérdidas de hasta 25 mil pesos diarios para las empresas que realizan estos trabajos.

Además acusaron que la CGE ha caído en burocratismo ya que la documentación necesaria la ha tardado mucho tiempo, lo que también influye en que se frenen o prolonguen estas acciones para sanar el área forestal afectada.

Por tal motivo, exigieron a las autoridades federales y estatales, para que agilicen este tema y den prioridad a las acciones de sanidad, para que se contenga esta plaga, ya que hasta la fecha se han visto afectadas más de mil hectáreas, además de que esta situación ya ha rebasado los esfuerzos humanos.