Hoy el titular de la Unidad Especial de la Fiscalía General, Omar Gómez Trejo, señaló que existe una orden de aprensión y extradición contra Tomás Zerón de Lucio, principal responsable del ocultamiento de la investigación por el caso Ayotzinapa.

En el informe que rindió este sábado en Palacio de Gobierno, señaló que existen 70 órdenes de aprensión, 34 contra policías municipales, 24 de ellas cumplimentadas; 25 contra los autores intelectuales y materiales de la desaparición contra policías municipales, estatales y federales, mandos policiacos y militares, ex funcionarios de la extinta PGR y elementos de la delincuencia organizada.

Existen además 10 órdenes de captura por tortura, 8 de ellas con personas ya privadas de su libertad. Del mismo modo, informó que está aprendida y con proceso judicial la Ministerio Público, Blanca Alicia N, acusada de delitos de tortura, falsificación de documentos, desaparición y ocultamiento de pruebas sobre los normalistas.


El fiscal general, Alejandro Gertz Manero, señaló que el caso Ayotzinapa es una muestra de la colusión entre el crimen organizado y autoridades municipales, estatales y federales.

Mencionó que existe una orden de captura contra Tomás Zerón no solo por el ocultamiento de las investigaciones, sino por el desfalco de mil millones de pesos de la PGJ y la unidad especial de investigación sobre el caso Ayotzinapa.

En Palacio de Gobierno, el presidente Andrés Manuel López Obrador ofreció este sábado disculpa a los padres de los 43 por parte del Estado, y señaló que continuarán las investigaciones hasta castigar a los responsables, reparar el daño y presentar con vida a los normalistas.

Por su parte, María Martínez, madre del normalista Miguel Ángel Hernández Martínez, y vocera de los 43, pidió al gobierno federal continuar con las investigaciones y dar con los estudiantes desaparecidos. “Busque señor presidente a nuestros hijos, y así como se los llevaron vivos así queremos que nos los entregue”.

EL TLAXCALITA

Hoy se cumplen 6 años de la desaparición forzada de los 43 normalistas de Ayotzinapa, entre ellos, Cesar Manuel González Hernández del municipio de Huamantla, Tlaxcala.

En la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Hilda Hernández Rivera, madre de Cesar Manuel, pidió a jueces y magistrados avanzar en la detención de los implicados. “Estamos aquí para pedir a los jueces que colaboren en las detenciones atoradas para seguir avanzando, detener y castigar a los implicados en la desaparición forzada de los 43 estudiantes; por eso estamos hoy aquí, lo padres, a seis años más de que no sabemos nada de nuestros hijos”, dijo durante la jornada de lucha que concluirá el próximo 27 de septiembre.

César Manuel González Hernández es de Huamantla y su historia ha sido contada en muchos espacios de México y el mundo. Hilda Hernández y Mario González Contreras son una de las 43 familias que pugnan por conocer el paradero de sus hijos y la versión oficial sobre los hechos durante la noche del 26 y 27 de septiembre de 2014.


César Manuel González descubrió la vocación de docente cuando fue maestro del Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe) en el municipio de Cuapiaxtla hace más de seis años.

Por eso y por las condiciones económicas de la familia decidió ganar un lugar entre los 800 aspirantes en la Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero. Ahí, a César Manuel González lo conocen como El Tlaxcalita, le gusta montar toros y las carreras de coches tubulares; con su papá construyó un auto de carreras color amarillo.

“Mi hijo es un niño muy alegre. Es igual que yo, muy risueño, muy amiguero. Tenía mucho la sensibilidad de ayudar a la gente que lo necesitaba; él se quitaba el taco de la boca para dárselo a alguien más, así son los normalistas, no soportaba que alguien se sintiera más humillando a alguien, ese es mi hijo”, dice Hilda Hernández.

“A seis años, el dolor, la rabia, la desesperanza y el coraje que tenemos como padres de no poder encontrar a nuestros muchachos, duele tanto ver que hay tanta gente implicada que no pueden detener. Para nosotros hay esperanza y nunca dejaremos de luchar”, reitera Hilda Hernández afuera de la SCJN durante la jornada de lucha por los 43 que concluye el próximo 27 de septiembre.