Con el objetivo de reducir la obesidad y el sobrepeso en el estado de Tlaxcala, la Secretaría de Salud (SESA) realiza diversas acciones preventivas en los sectores laboral, escolar y comunitario.

En tales pláticas, se inculca a los tlaxcaltecas sustituir productos con alto nivel de calorías por alimentos sanos y nutritivos, conformando así el "plato del buen comer".

Además, se les recomienda realizar diversas actividades físicas para evitar el sedentarismo.

A través de dinámicas entre alumnos de preescolar y primeros grados de primaria, la dependencia estatal, les enseña cuáles son las porciones y los tipos de alimentos que deben consumir de acuerdo con su edad, además de la importancia de consumir agua simple.

También, los padres de familia reciben orientación para que identifiquen los alimentos con alto contenido calórico como jugos, refrescos, dulces o galletas, y los sustituyan por alimentos sanos y nutritivos.

Además, entre los estudiantes de los últimos grados de primaria, secundaria y preparatoria, por medio del esquema “Réplicas de Alimentos”, se les explica la manera adecuada para que hagan su propio almuerzo.