La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo el sábado que detuvo sus ensayos con hidroxicloroquina y con una combinación de dos fármacos para el VIH -lopinavir y ritonavir- en pacientes hospitalizados por COVID-19, debido a que no lograban reducir la tasa de mortalidad.

El anuncio ocurre el mismo día en que la OMS reportó más de 210,000 casos de coronavirus a nivel global en un solo día, marcando un nuevo récord desde el inicio de la epidemia. Estados Unidos representó alrededor de un 25% de esos nuevos contagios, indicó el organismo.

“Los resultados preliminares de los ensayos con hidroxicloroquina y lopinavir/ritonavir producen pocas o ninguna reducción en la mortandad de pacientes hospitalizados con COVID-19 cuando se les comparó con el tratamiento estándar. Los investigadores interrumpirán estos ensayos con efecto inmediato”, indicó el organismo en un comunicado.

La agencia de la ONU dijo que la decisión, tomada por recomendación del comité directivo internacional que supervisa los ensayos, no afecta otros estudios en los que esos medicamentos se han empleado en pacientes no hospitalizados o como profilaxis.

Otra rama del ensayo dirigido por la OMS está analizando el posible efecto del fármaco antiviral remdesivir de Gilead en pacientes infectados con COVID-19.