La escuela Bloomberg de Salud Pública de Johns Hopkins envió una carta al Congreso de Puebla en la que señala que el consumo de tabaco sigue siendo una de las principales causas de muerte prevenibles y resalta que Puebla merece políticas como ambientes 100 por ciento libres de humo, que disminuirán la prevalencia de tabaquismo y protegerán la salud de sus habitantes.

En la carta dada a conocer por el Observatorio Ciudadano de Derechos Sexuales y Reproductivos (Odesyr) el instituto señala que en México, más de 47 mil 200 personas mueren cada año por el consumo de tabaco, lo que resulta en la pérdida de productividad debido a la mortalidad temprana.

Destaca que la carga de enfermedad por consumo de tabaco sigue siendo un problema crítico de salud pública en el país, donde el 17.6 por ciento de los mexicanos entre 12 y 65 años todavía fuma.

Además refiere que la edad de inicio de fumar es a los 16.5 años; lo que significa que un tercio –27 mil 536--- de los estudiantes mexicanos entre 13 y 15 años que nunca fumaron tienen una alta posibilidad de comenzar a hacerlo en el próximo año.

Asegura que la exposición al humo de tabaco resulta en varias enfermedades, como enfermedades del corazón, cáncer de pulmón, enfermedad respiratoria crónica e incluso la muerte prematura tanto en adultos como en niños no fumadores.

La escuela de salud pública señala que la mitad de la población mexicana todavía vive en lugares sin la creación de espacios 100 por ciento libres de humo, entre ellos, los poblanos quienes –dice-- merecen intervenciones de políticas de promoción de la salud como la Ley Antitabaco que disminuiría la prevalencia de tabaquismo y protegerán la salud.

Por último, subraya que ha quedado demostrado que los fumadores experimentan una gravedad más severa de la enfermedad por coronavirus que los no fumadores, por lo que es aún más urgente proteger la salud de los mexicanos.