El día de ayer fueron liberadas de nueva cuenta las órdenes de aprehensión en contra de Kamel Nacif, Mario Marín y Adolfo Karam por el delito de tortura cometido en agravio de Lydia Cacho los días 16 y 17 de diciembre de 2005, como represalia por la publicación del libro “Los Demonios del Edén”.

Las órdenes giradas el 11 de abril de 2019 habían sido canceladas en noviembre luego de que el Tercer Tribunal Colegiado de Circuito en Cancún , Quintana Roo confirmara un amparo otorgado por el Segundo Tribunal Unitario el año pasado a los hoy prófugos.

En el marco del cumplimiento de dichos amparos la Magistrada del Primer Tribunal Unitario María Elena Suárez Préstamo volvió a girar las órdenes de captura.

Con esta determinación, la Fiscalía General de la República de nueva cuenta tiene la responsabilidad de localizar y capturar a los funcionarios y empresario implicados en la trama para detener arbitrariamente y torturar a Lydia Cacho hace 15 años.

Para Lydia Cacho y ARTICLE 19, la resolución de la Magistrada es un importante avance para garantizar verdad, justicia y reparación que debe culminar en una pronta captura de los autores intelectuales de los crímenes y violaciones a derechos humanos cometidos contra la periodista y activista.