La reforma que obliga a padres o tutores a vacunar a los menores de edad fue aprobada con 103 votos en el Senado y fue turnada a la Cámara de Diputados para su discusión.

Ante el avance de los movimientos antivacunas en el mundo, el Pleno de la Cámara Alta avaló una iniciativa que reconoce el derecho de niñas, niños y adolescentes a recibir las vacunas del Programa de Vacunación Universal.

“Este movimiento antivacunas ha ido avanzando en el mundo y México no es la excepción. esto ha provocado que haya rebrotes de enfermedades que creíamos superadas como el sarampión y otras, y en México no existe la obligatoriedad de la vacuna”, dijo el senador Ricardo Monreal coordinador de Morena, autor de la iniciativa.

Con esta reforma que modifica tres leyes -la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes; de la Ley General de Salud; y de la Ley General de Educación- se establece la obligación de las autoridades educativas y escolares de promover, en coordinación con las autoridades sanitarias, la aplicación de las vacunas y, en caso de advertir una negativa reiterada e injustificada, podrán solicitar la intervención de las procuradurías de protección de niñas, niños y adolescentes.

“Es la primera vez que en la ley se va a prever una obligatoriedad para padres de familia y una corresponsabilidad con las instituciones de educación y de la procuraduría de la defensa del menor”, añadió Monreal.

Esta iniciativa señala que cuando los menores sean inscritos o reinscritos en un nivel escolar las autoridades educativas deberán verificar el cumplimiento de la ley al solicitar la Cartilla Nacional de Vacunación.

La senadora Josefina Vázquez Mota, del PAN, presidenta de la Comisión de los Derechos de la Niñez y de la Adolescencia, dijo que el dictamen busca garantizar el derecho a la salud de niñas y niños en momentos en los que el mundo atraviesa una crisis sanitaria por la pandemia del covid-19.