Después de Argentina, y con apenas un punto porcentual de diferencia, México es el país que más ha bajado su movilidad desde que comenzó la pandemia.

Para ayudar a los gobiernos y las organizaciones de la región a combatir COVID-19, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en América Latina y el Caribe y Grandata acaban de lanzar una plataforma que facilita el análisis de los movimientos de personas fuera de sus hogares.

Uno de los pilares de las políticas de contención para restringir la propagación de COVID-19 es alentar a las personas a quedarse en casa. En América Latina y el Caribe, una región con altas tasas de pobreza donde más de la mitad de la fuerza laboral está empleada en el sector informal, quedarse en casa representa un desafío aún más difícil para muchos porque simplemente no pueden permitirse no generar ingresos.

En ese contexto, el buen diseño de políticas y programas requiere la capacidad de seguimiento de la movilidad de los ciudadanos en tiempo real. Este monitoreo es necesario para diseñar adecuadamente la respuesta de los gobiernos y para dirigir la ayuda del sector privado y la sociedad civil, de modo que contribuyan efectivamente a contener las fuentes de la pandemia.

La plataforma muestra la actividad de los usuarios móviles -con su consentimiento y de manera anónima- fuera del hogar (100 metros) comparando con otro día de referencia. Estas son algunas de las observaciones más relevantes al analizar la información al 20 de mayo y compararla con los datos pre-pandemia:

México:

● Los estados con menos movilidad observada son: Quintana Roo (-65%), CDMX (-64%), Baja California Sur (-58%), Baja California (-56%) y Nuevo León (-53%).

● Las medidas de hoy no circula y “lock down” prácticamente no tuvieron impacto en la movilidad en los estados que la implementaron, ya que los cambios en la movilidad dentro del país se dieron antes de este tipo de políticas gubernamentales.

● Los estados con más movilidad muestran una diferencia muy grande con aquellos “estados que se están quedando en casa”. Estos son: Michoacán (-25%), Colima (-26%), Zacatecas (-29%), Tlaxcala (-30%), y Durango (-32%) .

● La CDMX muestra una marcada diferencia entre el Oriente y el Poniente. El Oriente de la ciudad refleja el doble de movilidad que el Poniente desde que comenzó la pandemia.

● En el Estado de México, se observan algunos municipios incluso con mayor actividad comparada con los períodos pre-pandemia. Tal es el caso, por ejemplo, de Valle de Bravo que se está moviendo en un 50% más que en períodos pre-pandémicos.

● Los municipios del Estado de México que colindan con la CDMX son los que tienen menos movilidad.

México vs Región:

● Al lunes 20 de mayo, Argentina, con un valor de -48%, es el país que refleja la menor movilidad de personas de América Latina en comparación a períodos previos a la pandemia.

● México, a pesar de no tener las medidas más restrictivas de la región en cuanto a movilidad, se ubica en el segundo lugar entre los países con menor movilidad en Latinoamérica con un valor de -47%.

● Movilidad observada vs Contagios COVID-19: Brasil encabeza la lista de los países con más movilidad de personas (-27%). También encabeza la lista de mayor cantidad de contagios en Latam.

● Ecuador, Colombia y Argentina son los países que han mostrado mayor incremento de su movilidad en el último mes, ya sea por permisos, necesidad o desobediencia. Esta medida es solo una tendencia, no un valor absoluto.

● Contrariamente, Chile, México y Paraguay son los países que han mantenido la tendencia a reducir la movilidad en el último mes.

“Con esta alianza ponemos al servicio de los gobiernos y los investigadores una herramienta que, en combinación con otros datos geo-referenciados, informará el diseño de políticas para contener la pandemia mientras se implementan bloqueos y otras medidas de distanciamiento social. El cumplimiento del confinamiento también será informativo sobre la sostenibilidad de estas medidas”, dijo Marcela Meléndez, Economista Jefe del PNUD para América Latina y el Caribe.

"Grandata se compromete a apoyar a los gobiernos de América Latina para minimizar los efectos del COVID-19, aprovechando sus conocimientos y herramientas de datos. Esta alianza con el PNUD permite a los responsables de las políticas públicas, evaluar el impacto de las mismas y tomar decisiones basadas en datos para proteger a sus ciudadanos y mejor administrar sus recursos", dijo Alejo Idoyaga Molina, Director General de Grandata en México. “Esta plataforma sirve además para que los gobiernos puedan analizar la relación que existe entre movilidad y el comportamiento de los contagios y de la actividad económica para encontrar el sano equilibrio entre estas variables”.

La plataforma procesa datos de 9 países en América Latina, y pronto habrá más cifras disponibles para otras naciones.