Los premios Beazley, que entrega el Design Museum de Londres, distinguieron como mejor diseño del 2020 a la instalación de un 'sube y baja' de color rosa en el muro fronterizo entre Estados Unidos y México, diseñado por los arquitectos Ronald Rael y Virginia San Fratello con el Colectivo Chopeke.

La obra bautizada como el Teeter-Totter Wall, permitió que los niños de El Paso, Texas y la comunidad de Anapra, en Juárez, jugaran entre ellos en el sube y baja en la frontera más cruzada del mundo y una de las más politizadas por ambos países.

La frontera entre Estados Unidos y México ha sido objeto de fuertes tensiones e intensos debates políticos, particularmente bajo la administración Trump. El objetivo del proyecto, que tardó 10 años en realizarse, era ilustrar cómo las acciones de un lado de una frontera impactan en el otro.

"Fue una idea que realmente conmovió a los jueces", dijo a BBC News Razia Iqbal, comentarista de TV y presidenta del premio. "No solo era algo que se sentía simbólicamente importante, hablaba de la posibilidad de las cosas; que son posibles cuando las personas se unen con grandes ideas y determinación".

"Alentó nuevas formas de conexión humana y tocó una fibra sensible que sigue resonando mucho más allá de El Paso en los Estados Unidos y Juárez en México. Sigue siendo un recordatorio ingenioso y conmovedor de cómo los seres humanos pueden trascender las fuerzas que buscan dividirnos", comentó por su parte Tim Marlow, director y director ejecutivo del Design Museum.

Entre los ganadores incluyen el galardón al mejor Diseño Digital por el performance 'Un violador en tu camino', del Colectivo LASTESIS, un grupo de mujeres feministas chilenas de Valparaíso que se dio a conocer el año pasado a nivel mundial.

Otros premios del Design Museum de Londres incluyen una imagen en tres dimensiones que representa una molécula de SARS-CoV-2 vista desde un microscopio; la hamburguesa vegana Impossible Burger 2.0, diseñada para replicar una hamburguesa de carne.