El presidente Andrés Manuel López Obrador encabezó el izamiento de la bandera nacional a media asta, en señal de luto nacional por la muerte de los mexicanos durante los sismos del 19 de septiembre de 1985 y 2017.

El jefe del Ejecutivo estuvo acompañado de los secretarios de Marina, Rafael Ojeda Durán; de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval; de la Guardia Nacional, Luis Rodríguez Bucio, el de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo y la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum.

Asimismo, acudieron los titulares de Protección Civil y Cruz Roja Mexicana, todos al pie del asta bandera en el Zócalo capitalino, mientras una luz blanca iluminaba el basamento.

A las 7: 19 en punto se realizó un toque de silencio por los muertos en ambas fechas y en seguida se entonó el Himno Nacional.

Posteriormente, se rindieron honores a la bandera como parte del acto cívico. El evento estuvo dedicado a las personas que perdieron la vida en ambos sismos. Después de esta ceremonia, López Obrador iniciará su gira de dos días por los estados de Tlaxcala, Puebla y Morelos.