El gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta aseguró que en Puebla la curva epidemiológica de contagios y fallecimientos por Covid-19 va a la baja, pues dijo que la semana pasada la entidad tuvo una “meseta estable” al registrar un promedio de 300 contagios y 60 fallecidos diarios. En conferencia de prensa, el mandatario señaló que la incorporación de 898 casos confirmados de Covid-19 rezagados del IMSS, Indre y laboratorios privados, no impacta en el número de contagios activos que es de mil 306.

“La enorme mayoría de casos rezagados resulta que son de personas que ya fueron sanadas, es una buena noticia, porque estamos empezando a bajar nuestra curva de contagios y el nivel de fallecimientos”, expresó.

Añadió que la administración estatal ha emitido las recomendaciones sanitarias a tiempo para la contención de la pandemia, por escrito en decretos.

Barbosa Huerta reiteró su llamado al pacto comunitario entre todos los poblanos para cuidarse entre todos los ciudadanos y mantener el confinamiento, pues actuar con disciplina es la mejor forma de controlar la pandemia.

Respecto a los señalamientos del subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, quien se dijo preocupado por el rápido desconfinamiento en entidades, pues causaría rebrotes de Covid-19, el mandatario poblano señaló que no controvertiría las declaraciones del funcionario federal, la cuales consideró no se referían a Puebla.
 
Riesgo de contagio en Puebla en "alerta máxima"

Por su parte, el  subsecretario de Transparencia y Gobierno Digital, Jesús Ramírez Díaz, indicó que Puebla continúa color “rojo”, es decir en alerta máxima ante la pandemia por coronavirus.

Explicó que en el Sistema de Monitoreo Regional en Puebla las zonas con cabecera en Puebla, Zacatlán, Tehuacán y Tecamachalco se encuentran en color rojo.  

Mientras que, las regiones de Izúcar de Matamoros y Teziutlán se encuentran en color naranja.