El titular de la Secretaría de Salud (SESA), René Lima Morales informó que Tlaxcala tendrá en los próximos días un descenso lento pero sostenido en el número de casos positivos de Coronavirus, lo que no significa que la población deba relajar las medidas de higiene, principalmente el lavado constante de manos, limpieza de superficies y el uso de cubrebocas.

En la conferencia de prensa de este miércoles, el encargado del sector salud precisó que con base a modelos estadísticos los casos de contagios estarán a la alza en lo que resta de la presente semana, pero a partir de la próxima se podrá observar una disminución de la curva epidemiológica.

Mientras tanto, al día de hoy la SESA reporta mil 725 casos positivos, dos mil 826 casos negativos a COVID-19, así como 410 sospechosos, 238 defunciones, y un total de cuatro mil 961 personas que han solicitado los servicios de salud. Con esas cifras, el Secretario de Salud comentó que en estos momentos lo que están fortaleciendo es la búsqueda activa de casos de contagios y sus contactos, para que a partir de la próxima semana se registre un descenso lento en la incidencia.

“Lo que nosotros esperamos con la búsqueda activa es que a partir de la próxima semana y en las siguientes semanas nos estabilicemos y empecemos a tener cierto descenso, tal y como se comentaba el día de ayer estamos en descenso sostenido, gradual, lento sí, pero sostenido descenso en el número de casos, esto puede ser influenciado en muchos momentos, puede cambiar, y dependerá incluso de las actividades que las personas estén haciendo fuera en la calle, sin embargo limitar ahorita muchas de las actividades ya no tiene mucha razón de ser porque la movilidad completa ya se dio ahora debemos buscar a los enfermos y buscar a sus potenciales contactos”, indicó.

Sin embargo, Lima Morales recordó a la población que hasta el día de hoy Tlaxcala sigue en semáforo rojo, lo que requiere de continuar con las medidas de higiene y distanciamiento social, no obstante a partir de mañana jueves se publicará la nueva propuesta de semáforo epidemiológico para aplicar en las próximas semanas y con ello gradualmente transitar a color naranja para ingresar a la nueva normalidad.

Con respecto a la capacidad hospitalaria en este momento, el Secretario de Salud mencionó que existe una disponibilidad del 61 por ciento tomando en consideración las camas disponibles en los hospitales del IMSS y del Issste; y un 39 por ciento de ocupación.

Lo anterior “tomando en cuenta que la movilidad en los hospitales es muy rápida por suerte, es decir que a pesar de recibir pacientes estén dando altas, por ejemplo San Pablo del Monte que tienen un número muy importante de altas por día, Nativitas también, solo que cada uno por sus características generales cada uno se especializó y entonces el Hospital de Nativitas es una gran área de terapia intensiva y el de San Pablo del Monte es un gran hospital para recepción de pacientes de código amarillo no tan complicados”.