Los tres planteles de las Universidades para el Bienestar Benito Juárez ubicadas en los municipios de Cuapiaxtla, Xaltocan y Zitlaltepec registran un avance en su instalación, rehabilitación y equipamiento del 65 por ciento para brindar las carreras de Ingeniería Agroindustrial, Agroambiental, Medicina Integral y Salud Comunitaria.

Actualmente, en los tres planteles están registrados 257 alumnos y alumnas, de los cuales 72 están inscritos en el plantel ubicado en el municipio de Cuapiaxtla, en Xaltocan hay 86, mientras que en Zitlatepec están inscritos 99 estudiantes.

Con base a información de la Secretaría de Educación Pública (SEP), el costo promedio para cada uno de los planteles es de 10 millones de pesos, que están siendo aplicados por comisiones de administración y supervisión conformados por una madre o padre de familia de estudiantes activos, coordinador académico de la sede, un servidor de la nación, en tanto que los titulares de la cuenta mancomunada estará integrada por una a tres madres o padres de familia de estudiantes en activo, además de la participación en la supervisión de un representante del Comisariado Ejidal, junto con el Director de Obras Públicas del municipio respectivo.

Las funciones generales de las comisiones de administración son garantizar la realización de los proyectos ejecutivos en casa sede, evaluar las cotizaciones, realizar las compras y garantizar que los recursos alcancen para la conclusión de cada etapa de la obra, así como integrar la plantilla de colaboradores y que cumplan con las tareas que se les asignen.

Las comisiones de supervisión se encargarán de valorar los informes semanales y bitácoras de obra, vigilar el uso adecuado y la conclusión de las obras en tiempo y forma, lo mismo que evaluar los avances físicos y financieros.

Las tres Universidades Benito Juárez en Tlaxcala están por iniciar actividades en instalaciones propias, con lo que se espera puedan ofrecer una preparación de calidad acorde a las necesidades regionales de la población, las cuales también tomarán las medidas sanitarias respectivas para garantizar la salud de toda su comunidad educativa.