Las niñas y adolescentes poblanas que quieran asistir a clases con pantalón como parte de su uniforme escolar, tienen toda la libertad para hacerlo y no deben enfrentar problemas de restricción en el ingreso a los planteles.

Así lo afirmó el titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Miguel Robles Bárcena, quien señaló que esto mismo aplica a los varones que eventualmente quisieran vestir una falda. 

Entrevistado sobre la eventual aplicación del "uniforme neutro", como se hizo en la Ciudad de México, destacó que en Puebla nunca ha existido alguna regla escrita que obligue a los menores a utilizar prendas determinadas según su sexo.

Recordó que desde hace algunos años, el gobierno estatal otorga el uniforme único en las escuelas y por acuerdo con los padres de familia, se decidió que los niños recibieran pantalones y las niñas, faldas.

Agregó que lo mismo se hará este año, con la salvedad de que ahora se reparta antes de comenzar el próximo ciclo escolar y no en enero, como se había hecho hasta ahora.

Sin embargo, insistió en que si algún padre o menor decide que resulta mejor ocupar otra prenda a la entregada, en el caso de las faldas y pantalones, tiene la libertad de modificarlo.