El dólar rebotó el jueves desde los mínimos en dos años tocados más temprano en la sesión, luego de que datos económicos indicaron que menos estadounidenses pidieron subsidios por desempleo la semana pasada.

El índice dólar, que mide al billete verde contra una canasta de monedas, tocó un piso en dos años de 92,495 unidades. En las operaciones de la tarde cotizaba con un alza de un 0,1% a 92,830. El índice perdió un 4% en julio. 

Datos de empleo publicados el jueves mostraron que 31,3 millones de personas aún estaban recibiendo cheques de ayuda por desocupación hasta mediados de julio, lo que sugiere que el mercado laboral de Estados Unidos está estancado.

“El mercado está en buena parte consolidándose un poco después de esta fuerte debilidad que tuvimos antes”, dijo Axel Merk, presidente y presidente ejecutivo de Merk Hard Currency Fund en Palo Alto, California. 

El euro se negociaba con un alza de 0,1% a 1,1869 unidades por dólar después de haber alcanzado previamente un máximo de dos años de 1,1916 dólares.

A los analistas les preocupa que los programas para respaldar a la economía estadounidense, como los beneficios por desempleo, estén ocultando los daños estructurales a la actividad.

Los inversores están a la espera de que los legisladores en Washington acuerden un nuevo programa de estímulos económicos. Sin señales un consenso a la vista, republicanos y demócratas continúan sus discusiones con diferencias que representan billones de dólares. 

Los beneficios de emergencia por desempleo de 600 dólares por semana que estaban siendo entregados a decenas de millones de estadounidenses que perdieron sus trabajos por la pandemia expiraron el viernes pasado.