El gobierno de México prevé una rápida recuperación de la economía, aunque más lenta que la contracción provocada por los efectos de la pandemia del coronavirus y que iría de la mano con una mejora de los niveles del empleo, dijo el martes el secretario de Hacienda, Arturo Herrera.

La economía mexicana se contrajo un 1.2% entre enero y marzo, su peor declive en 11 años, pese a que la actividad productiva aún no resentía de lleno los estragos del brote, que hasta ahora ha dejado más de 10,000 muertos en el país.

Tanto el gobierno como el banco central anticipan que las afectaciones ocasionadas por la pandemia se profundizarán en el segundo trimestre en la segunda mayor economía de América Latina, que podría caer hasta más de un 10% al cierre del año, según algunos pronósticos.

“Probablemente lo que nosotros vamos a ver es una recuperación rápida pero asimétrica, es decir, va a ser importante pero no va a ser a la misma velocidad que cayó (la economía)”, dijo Herrera en un video publicado en redes sociales.

“La recuperación económica va paso a paso con la recuperación de empleo y del salario y, por tanto, del bienestar de la población en una época que ha sido particularmente dura para los negocios y para la economía familiar”, agregó.

DESEMPLEADOS NO SUPERARÍAN EL MILLÓN


Más temprano, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anticipó que el número de empleos formales que se perderán por la crisis sanitaria y económica actual será inferior al millón que él mismo vaticinó hace dos semanas, una cifra que también había pronosticado el sector empresarial.

El mandatario afirmó en su rueda de prensa diaria que tiene informes preliminares que apuntan a que en mayo habrá 350,000 nuevos desempleados, que se suman a los 550,000 de abril, lo que daría un aproximado de 900,000 trabajos destruidos en la coyuntura actual.

“Yo estimo que si nos va bien, no va a superar el millón de empleos perdidos por la pandemia”, dijo López Obrador, al reconocer, sin embargo, que “va a ser más difícil la situación en abril, mayo, junio; se va a tocar fondo”. El mandatario advirtió que la recuperación no empezaría sino hasta julio.

Hasta fines de mayo, el pronóstico de López Obrador, conocido como AMLO, coincidía con las proyecciones hechas por el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), aunque el gremio advirtió que podrían, incluso, ser más los puestos de trabajo perdidos tras la crisis por el coronavirus.

AMLO reiteró el martes que la desaparición de esos empleos sería compensada con los dos millones adicionales que espera generar con programas sociales y de infraestructura en su administración, entre ellos el recién inaugurado proyecto turístico Tren Maya para reactivar el sureste del país.

Herrera, por su parte, destacó que desde el gobierno se está acelerando el gasto público en proyectos que generen más empleo, así como el acceso a financiamientos, mientras se enfoca en sectores clave como la construcción e industrias de comercio exterior ligadas a las cadenas de valor en Estados Unidos.

“Una de las apuestas es la utilización del TMEC como palanca de desarrollo y por eso era muy importante empezar con la apertura ya del sector automotriz”, agregó el secretario de Hacienda respecto al acuerdo que sustituirá al vigente Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) el 1 de julio.