Los últimos duelos del torneo de clubes más prestigioso del mundo se disputaron en marzo, a puerta cerrada, pese a que el nuevo coronavirus ya había llegado con fuerza a una buena parte del continente, lo que acabó provocando que la UEFA suspendiese sus competiciones.

El último día de competición fue el 13 de marzo y entonces aún quedaban por decidir la mitad de las eliminatorias de octavos de final.

Los últimos cuartofinalistas se conocerán en los próximos dos días, comenzando con las dos primeras eliminatorias este viernes, Juventus-Lyon y Manchester City-Real Madrid, y las otras dos el sábado, Bayern Múnich-Chelsea y Barcelona-Nápoles. Todos los partidos, obviamente, se disputarán a puerta cerrada.

En Turín, la Juventus debe despejar dudas ante el Lyon, que parte con la ventaja del 1-0 logrado en Francia. Es cierto que los italianos han conquistado el noveno 'Scudetto' consecutivo, pero su juego y los resultados (dos victorias, dos empates y cuatro derrotas en los últimos ocho partidos) no han convencido.

"Pero la Juventus había ganado (el título) en 36 jornadas, por lo que los dos últimos partidos no cuentan en el aspecto físico y ellos pudieron prepararse mejor. La desventaja es sobre todo para nosotros por la falta de ritmo", declaró el entrenador del Lyon, Rudi García, cuyo equipo sólo ha jugado un partido oficial, la final de la Copa de la Liga, perdida en los penales contra el París SG hace justo una semana.

Pero a García tampoco le ha pasado inadvertido que desde el regreso de las competiciones, la Juventus "encaja más goles". Si Memphis Depay y los suyos marcan este viernes en Turín, tendrán a la Juventus contra las cuerdas.

Una eliminación en esta estancia sería desastrosa para el club italiano, que puede contar no obstante con Cristiano Ronaldo, un verdadero especialista en este torneo, que ha conquistado en cinco ocasiones y en el que ha marcado 129 goles.

- Guardiola o Zidane -

La temporada pasada, el portugués ya salvó a los italianos de una situación mucho más peligrosa: tras perder 2-0 en Madrid ante el Atlético, los 'bianconeri' remontaron en Turín con un 'hat-trick' del luso, que esta vez tendrá la motivación suplementaria de que el torneo final se disputará en su país.

En la otra eliminatoria que se decide este viernes, forzosamente quedará fuera de la 'Final 8' uno de los grandes favoritos al título, ya que se enfrentan el City de Guardiola contra el rey de esta competición, el Real Madrid, con 13 títulos, los últimos tres ganados consecutivamente (2016-2018) con Zinedine Zidane en el banquillo, que vuelve a ocupar ese puesto.

Tanto Guardiola como Zidane conocen lo que es ganar el título europeo como jugador y como técnico, aunque el técnico catalán tiene la presión de lograrlo por primera vez con un club que en la última década no ha escatimado inversiones millonarias para tratar de conquistar la gloria continental.

El City parte con la ventaja que le da la victoria por 2-1 lograda en marzo en el Estadio Bernabéu, pero el equipo español ha mejorado mucho desde la vuelta del fútbol, conquistando el último campeonato de su país.

"Tenemos que ganar porque no sé cómo me sentiría si, otra vez, no lo logramos", bromeó el catalán esta semana en una entrevista con el canal DAZN.

"Lo probé el primer año, el segundo, el tercero, el cuarto... Cada año que he pasado aquí. Si no la gano habré fracasado, pero hay que intentarlo", añadió.

Para el City y los otros equipos deben aún confirmar su presencia en Lisboa, un torneo inédito para el que ya están clasificados el París SG, Atlético de Madrid, Atalanta y RB Leipzig.