El  conflicto limítrofe entre los municipios de Santa Cruz Quilehtla y Acuamanala se reactivó con el inicio de la obra de ampliación de la red de drenaje sanitario en la comunidad de Olextla que se encuentra en la zona con problemas de límites territoriales.

Mediante oficio dirigido al alcalde Santa Cruz Quilehtla, Oscar Pérez  Rojas, y a la  Comisión de Asuntos Municipales del Congreso del Estado, la presidenta municipal de Acuamanala, Catalina Hernández Águila y el Síndico, Javier Cuatepitzi Corte, solicitaron  que se abstengan de realizar cualquier  tipo de  trabajo en la  calle  Analco  de la comunidad de Olextla de Juárez ya que pertenece al municipio de Acuamanala y se encuentra en la zona en conflicto.

Y es que el banderazo de inicio de esa obra se realizó el pasado  18 de  septiembre, pero hasta el 21 de septiembre el Ayuntamiento de Quilehtla notificó  sobre  ese hecho “por lo que es notoria su osadía al no cumplir con lo establecido ante las meses de  trabajo  llevadas a cabo en la Comisión de Asuntos Municipales  que se han realizado  con antelación”.

Por esa situación que reactiva el conflicto limítrofe entre ambas comunas, el Ayuntamiento de Acuamanala pidió al Congreso del Estado a través de la Comisión de Asuntos Municipales, establecer hora y fecha  para llevar a cabo una mesa de trabajo con el propósito de avanzar en la  solución de la controversia.

Pero, además, cabe destacar que exigieron parar la obra de ampliación de la red de drenaje sanitario en la zona en conflicto.