La reanudación de forma escalonada de actividades en el ámbito cultural, a nivel nacional, dispuesta por la Secretaría de Cultura del Gobierno de México, a través del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), se retoma en Tlaxcala y es motivo de contento para las comunidades.

En el municipio de Nativitas, donde la feligresía de San Miguel del Milagro se muestra entusiasta por la reciente apertura de su iglesia del mismo nombre, ahora se prepara para la reapertura en la nueva normalidad, el próximo lunes 28 de septiembre, de las zonas arqueológicas de Cacaxtla y Xochitécatl, sitios de gran identidad cultural de la localidad.

Con lo anterior y tras la suspensión de la feria dedicada a San Miguel del Milagro, el ánimo en esta población resurge, pues los recintos culturales también son para el regocijo de la misma, refiere José Vicente de la Rosa Herrera, director del Centro INAH Tlaxcala, quien informa que el próximo lunes, a las 10:00 horas, respetando los protocolos sanitarios, se llevará a cabo una ceremonia de apertura en la Zona Arqueológica de Cacaxtla, con la presencia de autoridades estatales y municipales, para refrendar vínculos con la comunidad.

Asimismo, el funcionario comenta que el interés principal de la reapertura es que se convierta en una motivación para que la sociedad se reencuentre con su patrimonio, como lo ha señalado la secretaria de Cultura de México, Alejandra Frausto Guerrero.

Atendiendo las medidas de las autoridades sanitarias y gubernamentales para salvaguardar la salud y seguridad del personal que labora en el Instituto y de los visitantes a los diferentes recintos, los sitios arqueológicos de Cacaxtla y Xochitécatl están provistas para ser otra vez recorridas por el público como #EspaciosSeguros.

El visitante deberá portar cubrebocas desde su llegada al sitio para protección del personal que le expedirá el boleto, así como de quienes revisan los boletos en los módulos de entrada; no se permitirá ingresar a las personas que no porten cubrebocas. Al llegar se les tomará la temperatura y dará una porción de alcohol en gel en el filtro sanitario que habrá en cada acceso.

El público deberá de mantener, en todo momento, la sana distancia de, al menos, 1.5 metros; con excepción de los niños que deberán estar acompañados de un adulto.

Las medidas que formarán parte de la cotidianeidad de estos espacios, se basan en dos elementos centrales: la sana distancia y la limpieza e higiene, a fin de mitigar el contagio de COVID-19.

Las actividades públicas en Cacaxtla-Xochitécatl iniciarán con una apertura escalonada de sus espacios; en ambas zonas arqueológicas se contará con puntos de control.

La Zona Arqueológica de Cacaxtla abrirá de lunes a sábado, de 10:00 a 16:00 horas, con aforo de 100 visitantes al día; solo se podrá recorrer el Gran Basamento y sus murales. El Museo de Sitio y la tienda de publicaciones permanecerán cerrados.

La Zona Arqueológica de Xochitécatl podrá visitarse de 10:00 a 17:00 horas, de lunes a sábado. El aforo será de máximo 200 visitantes diarios, permitiendo la afluencia en grupos controlados.

En ambos sitios, el personal de base, apoyado por becarios del Programa “Jóvenes Construyendo el Futuro”, personal de Oficialía Mayor y de limpieza, aplicará el filtro sanitario de inicio en la taquilla de entrada, con un cuestionario, la toma de temperatura y la dotación de gel. En la entrada al Gran Basamento habrá otro filtro sanitario, con nueva porción de gel y revisión del cuestionario.

Se aplicarán las tarifas y exenciones de pago de manera normal. El costo de ingreso es de 75 pesos. Entrada libre a personas de la tercera edad, estudiantes y maestros con credencial vigente.