Una docena de habitantes de la colonia Tlanese se vieron obligados a realizar labores de limpieza en camino a Covadonga de Puebla capital, donde debido a las lluvias, uno de los carriles estaba obstruido por la tierra.

En imágenes compartidas por la agencia Es Imagen se observa que tanto hombres y mujeres con palas recogen el lodo y piedras sobre el pavimento que habrían llegado ahí por una corriente de agua sobre un camino de terracería.

La falta de apoyo de autoridades del ayuntamiento de Puebla era evidente, pues los vecinos de la zona realizaron la limpieza del lugar sin contar con la señalética apropiada para evitar accidentes, pues autos, motocicletas y unidades del transporte público seguían circulando a alta velocidad.