La presidente municipal de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, sigue demostrando que no puede controlar el ambulantaje, a pesar de que la ciudad se caracteriza por ser el principal foco de infección del COVID-19.

Lo anterior se refleja en algunas imágenes y videos que circulan en redes sociales, donde los ambulantes se apoderaron de la 4 y 6 oriente sobre la 5 de mayo, donde se instalan para vender diversos productos.

Incluso, en las imágenes se observa como una patrulla de la Policía Municipal circula sin ningún problema por la zona, a pesar de que los ambulantes convierten en el primer cuadro de la ciudad en una especie de tianguis.

Entre los productos que venden los informales se encuentran cubre bocas, gel anti bacterial, gorras con caretas, para hacer frente a la pandemia, además de algunas bolsas para dama.

Cabe señalar que el comercio informal se mantiene cerrado en aquellas actividades que no son esenciales, mientras que otros, mantienen sus puertas abiertas con varias medidas de sanidad para evitar la propagación del COVID-19.